TODO SOBRE EL TRADUCTOR JURADO Y LAS TRADUCCIONES JURADAS TODO SOBRE EL TRADUCTOR JURADO Y LAS TRADUCCIONES JURADAS
9 marzo, 2020 Traducción al español del artículo de Vijay Boyapati
9 marzo, 2020 Traducción al español del artículo de Vijay Boyapati

Impuestos sobre Bitcoin: bifurcaciones, airdrops y otros intercambios

Traducción a español del artículo de Vijay Boyapati sobre Bitocoins, bifurcaciones, airdrops y otros intercambios. Ayuda sobre cómo pagar impuestos relativos a Bitcoins.

bitcoinimpuestosTraducción EspañolVijay Boyapati

Traducción a Español del artículo «Bitcoin Taxes: Forks, airdrops, and like-kind exchanges», escrito por Vijay Boyapati y publicado originalmente en Inglés en: https://medium.com/

* * *

«No podemos estar seguros de nada, excepto de la muerte y los impuestos» Christopher Bullock (1716)

Introducción

Esta temporada tributaria, millones de propietarios de Bitcoin se enfrentarán a una gran incertidumbre a la hora de presentar su declaración de la renta de 2017 en EE. UU. La última vez que el IRS1 publicó una guía sobre Bitcoin para los contribuyentes estadounidenses fue en 2014, con lo que se aclararon una serie de cuestiones fiscales que no estaban claras en ese momento. Por ejemplo:

  • A efectos fiscales, ¿se debe tratar el Bitcoin como una moneda o como una propiedad? El IRS dictaminó que debe tratarse como una propiedad, alegando que «los principios fiscales generales aplicables a las transacciones de propiedad se aplican a las transacciones que utilizan moneda virtual». Un ejemplo de los principios fiscales que se aplican a los bienes inmuebles es el tratamiento de las ganancias de capital. Por ejemplo, si Alice comprara 10 bitcoins a 1.000 dólares cada una por un total de 10.000 dólares, y luego las vendiera todas por un total de 50.000 dólares, la diferencia de 40.000 dólares se consideraría una ganancia de capital. Si Alice hubiera tenido esos Bitcoins durante más de un año, tendría derecho a un tratamiento de las ganancias de capital a largo plazo con un tipo impositivo preferencial (entre el 15 % y el 23,8 %, dependiendo de sus ingresos totales). Si las tuviera durante menos de un año, se gravarían con la tasa más alta de ganancias de capital a corto plazo (su tasa ordinaria de impuesto sobre la renta, que podría llegar al 39,6 % en 2017, dependiendo de sus ingresos totales).
  • ¿Se deben tratar las ganancias de la minería de Bitcoin como ingresos? Sí, y los bitcoins que se reciben de esa minería están sujetos al «impuesto al trabajador por cuenta propia». La base de los bitcoins recién creados es su valor en dólares americanos en el momento de su extracción.
  • ¿El pago de un bien o servicio con bitcoins debe ser tratado como un hecho imponible? Sí. Por ejemplo, si Bob comprara 2 bitcoins a 1.000 dólares cada uno, y luego utilizara esos bitcoins para comprar una bicicleta por 5.000 dólares cuando el precio de Bitcoin hubiera subido a 2.500 dólares, tendría que pagar el impuesto sobre las ganancias de capital sobre la ganancia neta (3.000 dólares) en el año de la compra.

Con el ritmo de innovación de los mercados de criptomoneda, no sorprende que desde que el IRS publicó sus directrices en 2014 se hayan planteado varias cuestiones fiscales para las que todavía no hay indicaciones.

Oficina del recaudador de impuestos – Pieter Brueghel el Joven (1615)

El tamaño del mercado de la criptomoneda se disparó en 2017, cuando millones de contribuyentes estadounidenses añadieron bitcoins y otras criptomonedas a sus carteras de valores. Una encuesta hecha a 2.000 personas por la empresa de investigación Qualtrics mostró que el 57 % había tenido algún beneficio en criptomonedas en 2017, mientras que la empresa fiscal Credit Karma informó que, de las 250.000 personas que utilizaron su software para presentar la solicitud en 2017, solo 100 declararon una beneficio imponible por la venta de criptomonedas.

Parece ser que muchos contribuyentes desconocen las normas que dictan sus obligaciones fiscales en relación con las criptomonedas, lo cual es preocupante. El objetivo de este artículo es expresar algunas reflexiones sobre tres de los problemas fiscales más importantes a los que se enfrentan los contribuyentes de EE. UU. que tienen ganancias de criptomoneda en 2017. Voy a explicar cómo se pueden aplicar las directrices anteriores a estas cuestiones y, cuando no basten para resolver un problema, explicaré cómo es probable que el IRS espere que se trate la cuestión basándonos en las directrices proporcionadas para bienes similares. Antes de proceder a analizar las cuestiones fiscales mencionadas, nos será de ayuda tener un glosario de términos para que el análisis sea lo más preciso e inequívoco posible.

Glosario

  • Cadena de bloques: Una base de datos de acceso público de todas las transacciones que se han producido para una determinada criptomoneda (por ejemplo, la cadena de bloques de Bitcoin), registradas en orden cronológico. Las transacciones se agrupan en «bloques», normalmente de tamaño limitado de datos, que se añaden periódicamente a la base de datos, y cada nuevo bloque hace referencia al bloque anterior que se añadió. Por eso se le llama «cadena de bloques», o blockchain en inglés.
  • Red Bitcoin: Una red de ordenadores entre pares, a menudo llamados nodos, en el que cada uno cuenta con una copia de la cadena de bloques de Bitcoin y que verifica independientemente la validez de los nuevos bloques antes de añadirlos a su propia copia de la cadena.
  • Bitcoins: Tokens digitales que son transferibles en la red Bitcoin mediante la presentación de una transacción válida a los nodos de la red. Es importante señalar que el concepto de bitcoins como tokens transferibles es una abstracción construida sobre la cadena de bloques. La cadena de bloques, al ser una base de datos de todas las transacciones pasadas de bitcoin, permite la creación de un sistema de libro mayor. El libro registra qué bitcoins se asignan a qué «direcciones de bitcoin» (una dirección de bitcoin es más o menos equivalente a un número de cuenta bancaria que tiene un saldo asociado).
  • Claves privadas: Los bitcoins asociados a una dirección bitcoin solo pueden ser transferidos por la persona que posee una clave privada para la dirección. La clave privada es un dato único que no puede ser adivinado o falsificado por otra persona. Para transferir bitcoins de una dirección a otra, el poseedor de la clave privada debe firmar digitalmente una transacción con su clave privada antes de enviar la transacción firmada a la red Bitcoin.
  • Propiedad del dominio: La persona que posee la clave privada de una dirección de bitcoin tiene el control exclusivo de los bitcoins asociados. Por lo tanto, es el dueño de esos bitcoins. La posesión de las claves privadas de los bitcoins es el tipo de propiedad más fuerte que un propietario de bitcoins puede tener, porque tiene dominio sobre sus propias claves. Llamaremos a este tipo de propiedad «propiedad de dominio» a los efectos del presente artículo.
  • Propiedad de la custodia: Un propietario de bitcoins puede transferir sus bitcoins a un custodio, como una bolsa de criptomonedas como Coinbase, si cree que no es seguro mantener la seguridad de sus propias claves privadas, o si quisiera cambiar sus bitcoins por dólares en algún momento del futuro. El custodio guardará esas monedas en sus propias direcciones para las cuales tiene sus propias claves privadas. Llamaremos a este tipo de propiedad «propiedad de la custodia» a los efectos del presente artículo.

Bifurcaciones

Posiblemente la cuestión fiscal más importante y compleja que surgió en 2017 fue la bifurcación de Bitcoin. Una bifurcación es la creación de una nueva criptomoneda (por ejemplo, NewCoin) mediante la clonación de Bitcoin, de manera que las cadenas de bloques de las dos criptomonedas sean idénticas hasta la «fecha del snapshot2». Una vez que se haya creado la cadena de bloqueo para la nueva moneda y su red esté operativa, cualquiera que tenga claves privadas para sus bitcoins podrá controlar un número equivalente de newcoins en la red NewCoin. Por ejemplo, si Alice tenía la propiedad del dominio de 17 bitcoins antes de la bifurcación de NewCoin, entonces controlaría 17 bitcoins y 17 newcoins después de completar la bifurcación. La propiedad del dominio le daría a Alice la capacidad de transferir sus 17 newcoins en la red NewCoin una vez que esta entrara en funcionamiento. Es importante señalar que, si Alicia tuviera propiedad de custodia de sus bitcoins, no tendría la posibilidad de transferir o vender sus 17 newcoins a menos que el custodio de sus bitcoins decidiera apoyar a NewCoin.

La bifurcación más destacada en 2017 fue la creación de Bitcoin Cash (BCash) el 1 de agosto de 2017 (su fecha de referencia), una moneda que tiene una capitalización de mercado de aproximadamente 11.000 millones de dólares en el momento de redactar este informe. Desde entonces se han producido otras bifurcaciones, creando monedas como Bitcoin Gold (capitalización de mercado de 750 millones), Bitcoin Diamond, Super Bitcoin y Bitcoin Private. Muchas de estas bifurcaciones tienen capitalizaciones minúsculas en relación con Bitcoin, y ni siquiera son negociables en las bolsas de los Estados Unidos. BCash, por ejemplo, no fue admitida en la mayor bolsa de valores de los Estados Unidos (Coinbase) hasta pasados varios meses después de su creación, y otras bifurcaciones menos prominentes como Bitcoin Gold no están admitidas todavía.

¿Hecho imponible?

La cuestión fiscal más importante relacionada con las bifurcaciones es si representan un hecho imponible o no. Hay varias razones para creer que no deben tratarse como hechos imponibles.

  • Debido a la naturaleza de código abierto de Bitcoin y a la disponibilidad de su cadena de bloques, cualquiera puede bifurcar Bitcoin en cualquier momento. Si se diera el caso de que las bifurcaciones fueran hechos imponibles, entonces un programador en Corea, por ejemplo, podría crear una bifurcación trivial de Bitcoin con poco valor comercial y causar así un hecho imponible para millones de contribuyentes estadounidenses que poseían bitcoins.
  • Los contribuyentes que tienen propiedad de custodia de sus bitcoins podrían no llegar a tener acceso a las monedas recién bifurcadas. Si las bifurcaciones fueran hechos imponibles, los contribuyentes podrían tener que soportar una carga fiscal y no tener ingresos para pagarla.
  • Incluso en el caso de los contribuyentes que tienen la propiedad del dominio de sus bitcoins, las monedas recién bifurcadas que poseen podrían no ser comercializadas en ninguna bolsa autorizada de los EE. UU., o en ninguna bolsa en absoluto.
  • Los propietarios de los dominios de bitcoins pueden optar por no utilizar o transmitir sus monedas bifurcadas debido al riesgo de que el uso de estas nuevas monedas exponga las claves de sus bitcoins mucho más valiosas (las claves de ambas monedas son las mismas). También hay un coste para el contribuyente en la obtención de un conocimiento suficiente de la moneda recién creada para poder incluso transmitirla. Si las bifurcaciones se tratasen como hechos imponibles, el IRS estaría obligando a los contribuyentes a arriesgar la seguridad de sus posesiones para producir fondos para pagar su nueva obligación fiscal.

En resumen, si el IRS tratara las bifurcaciones como hechos imponibles, causaría un descontrol para millones de contribuyentes estadounidenses que tendrían que estar al tanto de cada bifurcación que ocurriera. Tal vez ni siquiera podrían vender las monedas de dichas bifurcaciones para pagar su obligación fiscal.

Además, la guía del IRS de 2014 ordenaba a los contribuyentes estadounidenses a utilizar las normas aplicables a la propiedad al determinar la carga fiscal resultante de la venta de criptomonedas. Por lo tanto, de acuerdo con las directrices anteriores, sería razonable considerar la bifurcación de Bitcoin como algo parecido a que el propietario de una propiedad dividiera su casa en dos condominios separados —su anterior propiedad de la casa le daría la propiedad de ambos condominios después de que se hubiera producido la división, pero la división en sí misma no sería un hecho imponible.

Dividir una casa en dos condominios no es un hecho imponible

Cabe señalar que, sin embargo, aunque la política más razonable sería no considerar las bifurcaciones como hechos imponibles, el IRS ha elegido en el pasado posiciones de política que pueden dejar a los contribuyentes con cargas fiscales que no pueden pagar. Un ejemplo común es cuando una empresa otorga a un empleado opciones de compra de acciones no calificadas que el empleado ejerce con alguna ganancia teórica, pero para las cuales no existe un mercado líquido para vender las acciones resultantes. Durante la burbuja puntocom del 2000, muchas personas cayeron en bancarrota después de ejercer las opciones que fueron concedidas por empresas que posteriormente quedaron sin valor:

Muchos de estos trabajadores ahora deben mucho más en impuestos de lo que valen sus acciones. El ex ingeniero de Cisco Jeffrey Chou, de 32 años, debe 2,5 millones de dólares en impuestos sobre las acciones de la compañía que compró el año pasado y que desde entonces han perdido valor. Chou cree que, aunque vendiera todo lo que posee, incluyendo una casa de tres habitaciones en Foster City, California, que comparte con su esposa y su hija de ocho meses, seguiría sin poder pagar la deuda.

Base del coste

Si procedemos bajo el supuesto de que el IRS aceptará la posición más razonable para las bifurcaciones —que no representan hechos imponibles, sino que son similares a la división de una propiedad en dos propiedades— debemos entonces considerar la cuestión de qué base de impuesto debe asignarse a las dos criptomonedas después de se haya producido la bifurcación. Afortunadamente existe una situación fiscal similar conocida como «escisión» de la que podemos tomar cierta base. En una típica escisión corporativa, una empresa, como Ebay, se dividiría en dos empresas, como Ebay y Paypal, cada una con su propio valor negociable que cotiza en un mercado de valores. Según William Mitchell, de los informes Spinoff and Reorg Profiles:

Normalmente, en los Estados Unidos, a los accionistas de las escisiones de tipo distribución se les cobran impuestos sobre las ganancias o pérdidas en el año fiscal en que venden las acciones. Para calcular la base impositiva en la empresa derivada y la matriz, el accionista debe asignar su base en la compra de acciones de la empresa original a prorrata entre las dos empresas resultantes, basándose en los valores de mercado relativos de la empresa matriz y la empresa derivada inmediatamente después de la separación.

Cuando se produce una escisión, suele ocurrir que la sociedad original proporcione orientación sobre el valor justo de mercado de las entidades corporativas recién creadas, de modo que los contribuyentes puedan asignar una base de costes a los valores asociados. En el caso de una bifurcación, no hay ninguna entidad que proporcione orientación y el contribuyente debe determinar por sí mismo un valor de mercado justo. Hay dos métodos de asignación de una base que probablemente sean considerados razonables por el IRS:

  • Una parte de la base de los bitcoins originales se asigna a las monedas nuevas bifurcadas sobre la base de la mejor evaluación del contribuyente de los valores relativos de las dos monedas después de que se haya producido la bifurcación. El contribuyente puede, por ejemplo, medir la proporción del precio medio de Bitcoin a NewCoin en un intercambio de criptomonedas durante la primera semana después de que NewCoin aparezca en la lista y utilizar esta proporción como un medio de prorrateo entre sus bitcoins y las newcoins recién creadas.
  • Ante varias bifurcaciones, el contribuyente puede elegir un camino más sencillo y mantener la base original de sus bitcoins y asignar una base de 0 dólares a sus nuevas monedas.

En cualquier caso, la base total de las monedas debe ser igual a la base de los bitcoins anteriores a la bifurcación.

Por último, si hemos de seguir la lógica de las escisiones corporativas al considerar las bifurcaciones, el período de tenencia de las monedas nuevas bifurcadas se heredaría de las monedas bifurcadas originales anteriores a la bifurcación a los efectos de calificar para el tratamiento de las ganancias de capital a largo plazo.

Situación de ejemplo

El 1 de agosto de 2017, Alice, que hasta entonces tenía la propiedad de dominio de cinco bitcoins que fueron compradas el 1 de marzo de 2017, por 1.000 dólares cada una, se convirtió en propietaria de cinco tokens de BCash después de la bifurcación de BCash. Alice eligió registrar la base de sus tokens de BCash como 0 dólares y mantener la base original de 1000 dólares para sus bitcoins. Alice decide mantener tanto sus monedas de bits como sus tokens de BCash durante el resto de 2017 y, como las bifurcaciones no son eventos sujetos a impuestos, no se aplica ningún impuesto a sus bitcoins ni a sus tokens de BCash durante el año 2017. El 2 de marzo de 2018, Alice decide vender sus tokens de BCash por 900 dólares cada uno. Debido a que el período de tenencia de sus tokens de BCash se hereda de sus bitcoins, como sucede con una escisión corporativa, la venta de Alice califica para un tratamiento de ganancias de capital a largo plazo. Así, Alice debe un impuesto sobre las ganancias de capital a largo plazo de 5 * (900 $-0 $)= 4,500 $, y la tasa de ganancias de capital se establece en base a su ingreso total.

Airdrops

Un airdrop es la entrega de una criptomoneda por alguna entidad —por ejemplo, una fundación creadora de una moneda— a un receptor basándose en la prueba de propiedad de otra criptomoneda por parte del receptor. Esa prueba se proporciona utilizando una firma digital infalsificable. Por ejemplo, el 27 de junio de 2017, la Stellar Development Foundation dio «lúmenes» (el símbolo de la criptomoneda de Stellar) a cualquiera que pudiera demostrar que poseía bitcoins. La cantidad que se da en un airdrop normalmente es proporcional al número de bitcoins que el receptor puede probar que posee.

La diferencia fundamental entre los airdrops y las bifurcaciones es que, cuando se produce una bifurcación, un propietario de bitcoins será propietario instantáneo de las monedas recién creadas por el mero hecho de que las claves de las dos monedas son idénticas. Cuando se produce un airdrop, el propietario de los bitcoins debe realizar alguna acción para demostrar que es el propietario de sus bitcoins antes de recibir las monedas.

¿Hecho imponible?

Es probable que la recepción de una nueva criptomoneda en un airdrop se trate de manera similar al descubrimiento de un ingreso de «tesoro escondido». En 1969, en el caso emblemático de Cesarini contra Estados Unidos, el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de Ohio dictaminó que el producto de un tesoro escondido (el inesperado descubrimiento de dinero en efectivo) debe ser incluido en los ingresos brutos del contribuyente en el año en que fue descubierto. Además, el tribunal también dictaminó que esos ingresos no cumplen los requisitos para recibir un tratamiento preferencial de las ganancias de capital.

Base del coste

Dado que es probable que un airdrop se trate como un ingreso, la base de la moneda resultante sería el valor comercial en dólares de la criptomoneda en el momento de su recepción. Toda apreciación o depreciación posterior a la adquisición de la criptomoneda se trataría entonces como una ganancia o pérdida de capital con respecto a la base original.

Situación de ejemplo

El 27 de junio de 2017 Bob recibe 10.000 lúmenes basados en una firma digital que proporciona a la Stellar Development Foundation, demostrando que es propietario de 2 bitcoins. En el momento en que recibe los 10.000 lúmenes, su valor comercial total es de 300 dólares. 7 días después, Bob vende esos lúmenes por 250 dólares.

  • Bob recibirá en 2017 un ingreso de 300 dólares por la adquisición de los 10.000 lúmenes resultantes del airdrop.
  • La base de los 10.000 lúmenes es de 300 dólares.
  • Bob puede reclamar una pérdida de capital a corto plazo de 50 dólares en 2017 basándose en la venta de los lúmenes por 250 dólares (50 dólares menos que su base).

Intercambios entre iguales

Con la proliferación de nuevas criptomonedas en 2017, varias bolsas, como Bittrex, Binance y ShapeShift.io, empezaron a ofrecer intercambios entre pares de criptomonedas como BTC-BCH y BTC-ETH. Dado que las propias monedas deben ser tratadas como propiedad, de acuerdo con las directrices del IRS para 2014, algunos expertos en impuestos se preguntaron si los intercambios entre criptomonedas se considerarían intercambios «entre iguales» (también conocidos como intercambios 1031). Un intercambio entre iguales es la disposición de un tipo de propiedad y la adquisición de un tipo equivalente, de modo que la disposición de la primera propiedad (típicamente bienes raíces) no incurre inmediatamente en una obligación fiscal (se aplaza hasta que la segunda propiedad se venda por dólares estadounidenses). El 10 de junio de 2016, en una carta enviada al IRS, la American Association of CPAs presionó para que se le orientara sobre si los intercambios entre criptomonedas equivalían a un intercambio entre iguales:

Si hay factores particulares que identifican una moneda virtual como similar a otra a los efectos de la sección 1031, el IRS debería aclarar estos detalles (por ejemplo, permitir el tratamiento de la moneda virtual mantenida para inversiones o negocios como similar a otra) en forma de directrices públicas.

Aunque el IRS no ha publicado más directrices, la cuestión fue abordada por el Congreso en 2017. La sección 13303 del recientemente aprobado Ley de Recortes de Impuestos y Empleos enmendado Código IRC, sección 1031 para cambiar la redacción de «propiedad» a «propiedad inmobiliaria» (excluyendo así la «propiedad virtual»). La implicación obvia es que la capacidad de tratar los intercambios de criptomoneda a criptomoneda como intercambios del mismo tipo era, en el mejor de los casos, un vacío legal que el Congreso deseaba eliminar. Si bien este cambio no se aplica específicamente a 2017, sí implica que las transferencias entre criptomonedas no se considerarán como entre iguales en 2018 y en adelante. Tratar tales intercambios como entre iguales en 2017 sería intentar utilizar lo que se considera un vacío legal y es probable el IRS lo rechace. Además, si el contribuyente intenta tratar las operaciones de criptomoneda a criptomoneda como intercambios del mismo tipo, la carga de presentarlas como tales es desmesuradamente alta. Los intercambios del mismo tipo deben ser presentados en el formulario 8824 y deben ser presentados para cada comercio entre las criptomonedas, lo cual podría ser costoso si se emplea un contador público para hacerlo.

¿Hecho imponible?

Teniendo en cuenta la enmienda al artículo 1031, sería prudente que los contribuyentes consideraran los intercambios entre una criptomoneda y otra como un hecho imponible, incluso en 2017. Dada las directrices anteriores para tratar las criptomonedas como bienes, el hecho imponible representaría una ganancia (o pérdida) de capital, calculándose la ganancia (o pérdida) como el valor en dólares de la criptomoneda que se enajenó, en el momento del intercambio, menos su base original.

Situación de ejemplo

En el siguiente ejemplo suponemos que los intercambios entre las criptomonedas no son intercambios del mismo tipo, como se ha argumentado anteriormente.

Supongamos que Alice compra 10 tokens de ETH a 50 dólares cada una el 15 de junio de 2017. Tres meses después, Alice cambia sus 10ETH por 1 BTC cuando el valor del dólar por cada token de ETH es de 300 dólares. La ganancia neta será entonces de 10 * (300 $ -50 $) = 2,500 $ Será una ganancia de capital a corto plazo, ya que se conservaron los 10 ETH durante menos de un año.

Conclusión

Millones de contribuyentes de los Estados Unidos se convirtieron en propietarios de criptomonedas en 2017 y muchos de ellos utilizaron o intercambiaron esos activos sin darse cuenta de que al hacerlo incurrieron en una obligación fiscal. Casi cualquier cambio de una criptomoneda, ya sea por dólares, otra criptomoneda o por bienes y servicios, es un hecho imponible y requiere que se informe de la ganancia o pérdida correspondiente.

Si bien el IRS proporcionó una orientación general para el tratamiento fiscal de las criptomonedas en 2014, no previó muchas cuestiones que adquirieron importancia en 2017, como las bifurcaciones, los airdrops y los intercambios de tipo similar. Para estas cuestiones, los contribuyentes de EE. UU. deben deducir las pautas razonables a seguir al presentar sus impuestos. Desafortunadamente, cometer un error al inferir estas pautas puede resultar en penalizaciones e intereses pagados por una deuda tributaria no pagada —el IRS tiene tres años para discrepar con una posición tomada sobre cómo manejar los impuestos de las criptomonedas de uno y seis años si los ingresos recibidos de las ganancias de las criptomonedas son más del 20 % de sus ingresos.

Las tres cuestiones planteadas en este artículo —bifurcaciones, airdrops e intercambios del mismo tipo— son complejas y pueden requerir un análisis detallado para resolverlas correctamente, especialmente para los contribuyentes que tuvieron muchos intercambios en criptomoneda en 2017. Aunque los contribuyentes pueden declarar una ampliación para retrasar la presentación de su declaración de impuestos hasta el 15 de octubre de 2018 (en lugar del 17 de abril), se sigue esperando que los contribuyentes paguen la cantidad correcta de impuestos antes del 17 de abril (un pago insuficiente el 17 de abril seguirá dando lugar a multas e intereses, incluso si se presenta una ampliación). Dada la complejidad de las cuestiones planteadas, sería aconsejable que los contribuyentes de los Estados Unidos buscaran asesoramiento profesional al presentar sus impuestos si tienen hechos imponibles relacionados con las criptomonedas en 2017. Espero que con el análisis de este artículo, y con ayuda profesional, los contribuyentes que se enfrentaron a los problemas fiscales mencionados anteriormente puedan gestionar con éxito sus declaraciones de impuestos de EE. UU. de 2017.

Si quieres saber cuándo publico otros artículos sobre Bitcoin, puedes seguirme en Twitter.

1IRS son las siglas de Internal Revenue Service, la instancia federal del Gobierno de EE. UU. Encargada de la recaudación fiscal y del cumplimiento de las leyes tributarias.
2
Un snapshot es el registro del estado de una cadena de bloques en un punto concreto de la cadena.

Agradecimientos

Gracias a Michael Flaxman y a Daniel Coleman por la corrección de este artículo y a Luke Gabrieli por su ayuda con Photoshop. Gracias especialmente a Laura Walter por su detallado feedback. Laura es una contable pública que se especializa en asuntos de impuestos de criptomonedas. Es muy minuciosa y se centra en los detalles, por lo que la recomiendo encarecidamente a cualquier contribuyente de los Estados Unidos que no esté seguro de cómo manejar sus asuntos de impuestos sobre criptomonedas (los puntos de vista y cualquier error en este artículo son míos y su participación no debe interpretarse como una garantía).

Descargo de responsabilidad

No soy contable y las opiniones expresadas en el artículo anterior pueden contener errores. Por favor, consulte con un contable público antes de decidir cómo gestionar sus impuestos en criptomonedas.

. . .

[Nota del Traductor Jurado]

Traducción Jurada sobre impuestos, inversiones y Bitcoin

Esta es una traducción de Inglés del artículo «Bitcoin Taxes: Forks, airdrops, and like-kind exchanges», escrito por Vijay Boyapati y publicado originalmente en Inglés en Medium. La traducción ha sido realizada por Jordan, experto en traducciones juradas de memorias y cuentas anuales. El texto original fue escogido por el propio traductor, por su interés personal en la traducción de declaraciones de impuestos: Renta, Sociedades, IVA, Sucesiones, etc. Jordan es asesor fiscal experto en inversiones financieras y quiere especializarse en traducción de textos sobre finanzas.

1occasions

2tingling

Articulos relacionados


Traducción a Catalán del artículo sobre criptomonedas y la Teoría Alcista del Bitcoin escrito por el experto en inversiones Vijay Boyapati y publicado originalmente en Inglés en el portal Medium.

Traducción de Alemán a Español del artículo de Peter Hudis, reconocido experto sobre política, economía y capitalismo. Publicación original en la web IMHOJournal (en Inglés).

Artículo de opinión sobre la situación política en Venezuela con Maduro y Guaidó disputándose el poder. Traducción a Español de un artículo publicado en Inglés.